546546546

Desde que el porno se convirtió en una industria a principios del los 70, hacer versiones porno de los éxitos del cine de Hollywood se convirtió en una manera fácil y rápida de destacar sobre la competencia. La mayoría de las veces, los productores se conformaban con hacer un cuento breve sobre el título de la película. Otra veces, se intentaba una aproximación al material original, pero siempre con cierta distancia: mejor no meterse en camisa de once varas cuando no hay recursos para poder recrear la mayoría de escenas.

Las parodias porno modernas, que despegaron del todo a mediados de la pasada década, tienen un par de ventajas: directores que conocen su material y que pueden imitar más el original, gracias al CGI y lo fácil que es conseguir ropa de cosplay… pero incurren en pecados mortales para el porno: poca química entre los actores y, en el fondo, el fliparse demasiado con lo que están haciendo. Así, la mayoría de películas de Alex Braun no son sino aburridillas sesiones de sexo en cosplay sin mucho sentido de la diversión, sin chistes memorables ni escenas locuelas.

Tras muchos lustros de (ejem) “estudiar” el cine porno, hoy nos atrevemos a proponeros un pequeño top de nuestras parodias porno favoritas, desde los lejanos 70 a los festivales de superhéroes de hoy día. No: no nos ha costado tanto hacerlo. En realidad… ¡hay pocas buenas!

Water Power (1977, Gerard Damiano)

1510006

Inspirada en Taxi Driver se destapó como un perturbador film que dio al cine una figura legendaria, el famoso “Enema Bandit”. Aquí el personaje es un chalado que vaga por las calles de Manhattan buscando prostitutas y que un día se queda catacrocker cuando ve como le ponen un enema a una de ellas. Una película sórdida, repleta de escenas malrrolleras, ideal para mostrar esa Nueva York llena de mierda y delincuencia que tanto nos gustaba ver en los 70. Y con BSO robada de otras pelis De Palma, toma ya.

Sex World (1978, Anthony Spinelli)

56465465

Ahora que Almas de Metal (West World, 1973, Michael Crichton) tendrá un remake para TV hypeado por los seriéfilos, es un buen momento para recordar lo bien que estaba este film, una de las cumbres del porno clásico 70s. Aquí el parque de atracciones al que van los protagonistas está dedicado a cumplir las fantasías sexuales de los visitantes. Divertida, con buenas ideas y un gran John Leslie, un todo un clásico del género y exponente del mejor porno 70s.

Driller (1984, Joyce James)

En los 80 las parodias porno se limitaban, normalmente, a un vulgar juego de palabras y arreando. Driller es una rara avis: con la jugosa Taija Rae, una de las grandes de la década como protagonista desvalida, parodiaba todas las escenas del videoclip de Michael Jackson Thriller (1984, John Landis)… y encima añadía nuevas. Teníamos al hombre lobo del principio que contaba con un pene giratorio, los zombies resucitando por ahí con ganas de marcha y un final con monstruos variados haciendo una turbadora orgía en una mazmorra. Por supuesto, la famosa también canción merece ser parodiada con un electrofunk cutrón muy parecido al original. Un título de culto con su edición especial en DVD y todo.

Eduardo Manos de Penes (Paul Norman, 1991)

69658553

El hombre, el mito. La grotesca visión del personaje con dos enormes dildos en lugar de penes, y sus aventuras al lado de su enamorada, la mítica Jeanna Fine, se convirtieron en un éxito inmediato. A pesar de no contar con un duro en su prespuesto, se las apaña para parodiar las escenas claves y hasta añadir algún extra mítico. En realidad, es la primera de una trilogía, pero huid de las secuelas, que no valen un pimiento.

Blancanieves y los 7 enanitos (1995, Luca Damiano)

¡Europa también cuenta! Este clásico de Damiano está entre lo mejor de su producción y cuenta con un casting estupendo, con enanos reales, una Blancanieves clavadita a la de los dibujos (y con cara de estar algo catacroker) y una reina malvada que protagoniza una escena potentísima con un trío de esclavos. Un pequeño clásico de aquellas noches de porno en el canal plus.

¡Europa también cuenta! Este clásico de Damiano está entre lo mejor de su producción y cuenta con un casting estupendo, con enanos reales, una Blancanieves clavadita a la de los dibujos (y con cara de estar algo catacroker) y una reina malvada que protagoniza una escena potentísima con un trío de esclavos. Un pequeño clásico de aquellas noches de porno en el canal plus.

Los aristócratas y la extraterrestre (1995, Lidko Entinter y Siggi Entinger)

f861328d5a5219bd09dafea7561d1067

Un locurón de esos que no terminas de entender en qué cabeza cabe: hacer una parodia de ET y situarla… ¿en la Prusia del siglo XIX? El extraterrestre llega a la tierra, se pierde por un castillo donde andan fornicando unos miembros de la nobleza y acaba tomando parte en sus jueguecitos sexuales. Porque todos siempre hemos soñado con ver a ET (que es mujer) siendo penetrado por un maromo. Incómoda, sus directores no volvieron a repetir jamás en el mundo del cine. Normal: ¿quién diantres quiere ver a E.T. f*llando?

Pippi Calzaslargas (1999, Luca Damiano)

00

¡Otra de Luca Damiano! El director italiano se convirtió en los 90 en el mejor parodiador del continente europeo. No siempre daba en el clavo (: su versión de Aladino era bastante coñazo), pero con esta inverosímil versión del personaje de Astrid Lindgren volvió a acertar. Como en otras ocasiones, localizó a una actriz que daba perfectamente el papel (obviamente bastante mayor que la de la tele) y se inventó un argumento chorra para entretener al personal. Muy simpática.

La noche de los zombies calientes (2000, Jonathan Morgan)

El título español engaña: lo que en realidad parodia el film son los programas dobles de autocine. Así, en su metraje, tenemos la mentada parodia de La noche de los muertos vivientes en forma de falso tráiler, pero el grueso de la película son un par de spoofs de entrañables films de los años 50. ¡Hasta usan metraje de La tierra vs los platillos volantes (Earth vs Flying Saucers, 1956, Fred F. Sears)! Imprescindible para lectores de este blog. O casi: aquí respetamos las sensibilidades.

Pirates (Joone, 2005)

03232366

La película que redefinió el concepto de “parodia porno” en la industria americana y un tremebundo éxito de ventas en DVD. Si bien no es una parodia directa de Piratas del Caribe (Gore Vervinksy, 2003), cuenta con todos los elementos de la primera y alguno extra, claro. Porque esos pechos de Jesse Jane, luchando por ser libres mientras ella desmonta esqueletos no estaba en el film original)

Evil Head (2011, Doug Sakmann)

8789632132

Mientras el pesado de Axel Braun se dedica a acumular pornoparodias hechas con poco corazón, Joanna Angel y su productora Burning Angel prefieren hacer poquitas cosas, pero poniendo toda la carne en el asador. Esta parodia de Posesión Infernal (1981, Sam Raimi) es una buena muestra, donde no nos escatiman ni la escena donde las ramas un árbol cobran vida y… os lo imagináis. Los actores y la caracterización de los mismos son estupendos, y hay un par de cosas que no vais a ver en ninguna otra peli, y eso se aprecia. Bruce Campbell estaría orgulloso. O al menos, el viejo Ash sí lo estaría.

José Viruete Via [Cinemania]

Si te gusta, o crees que este post le puede interesar a tus amigos o contactos por favor compártelo. ¡Gracias!

Coméntalo en Facebook
https://i0.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/11/54645.jpg?fit=1024%2C683https://i1.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/11/54645.jpg?resize=150%2C150Alex NelsonCineEntretenimientoCine,Entretenimiento,Parodias,Pono,Risas,SexoDesde que el porno se convirtió en una industria a principios del los 70, hacer versiones porno de los éxitos del cine de Hollywood se convirtió en una manera fácil y rápida de destacar sobre la competencia. La mayoría de las veces, los productores se conformaban con hacer un...Enganchados a la Red!