shutterstock_57912580

¿Alguna vez has notado que cuando miras fijamente los dedos de tu mano durante el tiempo suficiente empiezan ha transformarse en apéndices alienígenas ante tus propios ojos? Ves lo común como lo que realmente es: de aspecto extraño.

Lo mismo ocurre con el resto de nuestros rasgos. Damos por sentado que las cosas divertidas nos hacen gritar espásticamente lo que nosotros conocemos simplemente como reír y que pasamos un tercio de todos los días en un estado semejante a la muerte en animación suspendida lo que se conoce comúnmente como dormir. Pero con un poco de contemplación, estos comportamientos parecen verdaderamente extraños.

Aquí veremos 15 cosas “comunes” y aún asi extrañas que hacemos todo el tiempo, y por qué lo hacemos.

Contribución informativa de Ben Mauk, Corey Binns, Stephanie Pappas y Michelle Bryner

Wor Sang Jun | Shutterstock.com
Wor Sang Jun | Shutterstock.com

Preferir una mano a la otra

Echa otro vistazo a esas manos tuyas. Tienes dos de ellas, ¿cierto? Entonces por qué es que se tiende a utilizar sólo uno de estos apéndices para tantas tareas?

Si eres zurdo o diestro, el hecho de que tengas una mano dominante en todo es un poco raro, según los científicos. Después de todo, tener dos manos con excelentes habilidades motoras sería una verdadera bendición para los seres humanos.

Una de las teorías acerca de por qué las personas tienen manos dominantes tiene que ver con la forma en que el cerebro procesa el habla. La teoría sostiene que el hemisferio izquierdo del cerebro – en el que reside el centro del habla de la mayoría de los seres humanos – tiene un cableado más intrincado que el hemisferio derecho del cerebro. El hemisferio izquierdo del cerebro sucede que también controla el lado derecho del cuerpo.

Es posible que el cableado adicional en esta parte del cerebro esté detrás del dominio del lado derecho del cuerpo en las personas diestras.

Sin embargo, los investigadores han encontrado que no todos los diestros tienen centros del habla que residen en el hemisferio cerebral izquierdo. En otras palabras, esta teoría podría no ser correcta. Sin embargo, hay un montón de otras teorías que podrían ayudar a explicar este tema.

Syda Productions | Shutterstock.com
Syda Productions | Shutterstock.com

Mentir

Aquí hay una lección que probablemente has aprendido en un montón de ocasiones: La gente miente. Lo hacemos por muchas razones (algunas maliciosas y otras completamente benignas), pero todo el mundo miente a veces. Y estaríamos mintiendo si dijéramos que sabíamos por qué.

La verdad es que los científicos no están seguros de por qué los humanos dicen mentiras, pero saben que la mentira es común y que probablemente está vinculada a varios factores psicológicos. El primero de estos factores es la autoestima, de acuerdo con Robert Feldman, un psicólogo de la Universidad de Massachusetts. Feldman, que estudia las causas subyacentes del engaño en los seres humanos, se ha encontrado que cuando la autoestima de una persona se ve amenazada, él o ella “inmediatamente comenzará a mentir a niveles más altos.”

“Tratamos de no impresionar tanto a los demás, sino mantener una visión de nosotros mismos que sea consistente con la forma en que les gustaría a los demás que seamos”. En otras palabras, la gente miente a menudo para hacer sus situaciones sociales más fáciles. Esto podría significar decir una mentira para no herir los sentimientos de otra persona o para evitar un desacuerdo.

Pero la mentira descarada en la cara (es decir, hacer algo o falsificar información) a menudo se producen cuando las personas están tratando de evitar castigo o vergüenza, de acuerdo con William Earnest, un profesor asistente de comunicación en la Universidad de St. Edward en Austin, Texas, y co-autor del libro “Lying and Deception in Human Interaction” (Pearson, 2007).

Poznyakov/Shutterstock.com
Poznyakov/Shutterstock.com

Alterar nuestros cuerpos

En 2015, según la Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética, los estadounidenses gastaron más de $ 13.5 millones de dólares en procedimientos estéticos quirúrgicos y no quirúrgicos.

¿Por qué los seres humanos sienten la necesidad de modificar sus cuerpos con cirugías u ornamentos permanentes como tatuajes y piercings?. Los científicos creen que la respuesta es bastante simple: La gente piensa que la cirugía plástica y otros procedimientos cosméticos los harán verse mejor y por lo tanto, sentirse mejor.

“Existe esta idea de que si se me veo mejor seré más feliz. Te sentirás mejor contigo mismo”, dice la psicóloga Diana Zuckerman, presidente del Centro Nacional de Investigación para Mujeres y Familias. “Y lógicamente que tiene mucho sentido, porque vivimos en una sociedad donde las personas les importa como se ven.”

Sin embargo, algunas alteraciones corporales – cirugía plástica específicamente – no necesariamente hacen parecer más atractivo a los demás, según un estudio publicado en la revista JAMA cirugía plástica facial en 2013.

Shutterstock
Shutterstock

El Chisme

Si eres como la mayoría de los seres humanos, entonces probablemente has estado en al menos un extremo de la vid un par de veces. Nos guste o no, el chisme es una parte de la vida cotidiana. De hecho, los científicos especulan que el chisme en realidad nos puede llevar a los seres humanos a unirnos más.

Robin Dunbar, un primatólogo de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, compara el chisme al aseo constante de otros primates. Los babuinos se sacan y retiran los insectos del pelo de la espalda los unos a los otros; nosotros los humanos hablamos de otros a sus espaldas. Es el pegamento verbal que mantiene fuertes nuestros lazos sociales, de acuerdo a Dunbar .

Otros investigadores, como Jennifer Bosson, profesora de psicología de la Universidad del Sur de la Florida, están de acuerdo en que el intercambio de nuestros disgustos con los demás ayuda a desarrollar un vínculo entre el chismoso y el oyente.

“Cuando dos personas comparten su antipatía por otra persona, eso los acerca,” según Bosson.

pathdoc | Shutterstock.com
pathdoc | Shutterstock.com

Pérdidas cerebrales

El olvido de fragmentos de información no es raro en absoluto, pero olvidar hechos que realmente deberías saber – como por qué se acaba de entrar en una habitación o el nombre de tu propio hijo – es sin duda un poco extraño. Sin embargo, estas llamadas pérdidas cerebrales ocurren con bastante frecuencia en nosotros los seres humanos.

Hay muchas cosas que pueden hacer que tu memoria se quede rezagada según los investigadores. Algunas de las causas más comunes son el estrés y la falta de sueño. Pero no necesariamente tienes que estar pasando por un momento difícil para olvidar cosas importantes; algo tan simple como abrir una puerta puede desencadenar una pérdida cerebral, según un estudio publicado en el Quarterly Journal of Experimental Psychology en 2011.

Melpomene | Shutterstock.com
Melpomene | Shutterstock.com

Aburrirse

Todo el mundo se aburre a veces. Sin embargo, si lo piensas detenidamente, los sentimientos de aburrimiento son bastante extraños. Después de todo, hay todo un ancho mundo lleno de cosas que hacer. ¿Cómo podríamos los seres humanos mantenernos todo el tiempo ocupados?

Resulta que el aburrimiento no es realmente acerca de mantenerse ocupado. El aburrimiento se deriva de una falta objetiva de excitación neurológica, lo que provoca un estado psicológico subjetivo de insatisfacción, frustración o falta de interés, de acuerdo con investigadores que estudian el tema de lo que induce el bostezo.

Y algunas personas son más propensas al aburrimiento que otros. Las personas que tienen condiciones que afectan su capacidad de prestar atención podrían ser más susceptibles al aburrimiento, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Perspectives on Psychological Science en 2012. La edad también podría desempeñar un papel en la determinación de la susceptibilidad de una persona para el aburrimiento. Los investigadores han encontrado que las personas que se acercan al final de su edad adulta, alrededor de los 22 años, pueden ser menos propensos que los adolescentes al aburrimiento.

“En ese rango de edad, la corteza frontal está en las etapas finales de maduración”, y esta parte del cerebro ayuda con el autocontrol y la autorregulación”, según James Danckert, profesor de neurociencia cognitiva en la Universidad de Waterloo en Ontario.

lassedesignen / Shutterstock.com
lassedesignen / Shutterstock.com

Pensar en la muerte

Siempre piensas en la muerte? Si tu respuesta es “no” a esta pregunta, entonces no eres como la mayoría de la gente, para quienes el pensamientos de la muerte y el morir son “muy comunes y naturales”, según Pelin Kesebir, un asistente científico y psicólogo en el Centro de mentes sanas de la Universidad de Wisconsin-Madison.

Mientras que obsesionarse con la propia mortalidad no es necesariamente normal, los seres humanos tendemos a pensar en nuestra propia muerte (o la de nuestros seres queridos) de vez en cuando. La gente puede pensar mucho en la muerte por causa de nuestros sofisticados cerebros, de acuerdo con Kesebir. Nuestra mente “nos hacen dolorosamente conscientes de nuestra inevitable mortalidad, y esto coincide con nuestro deseo biológico de conectarnos a la vida”.

Esta ponderación mórbida causa ansiedad para algunos, mientras que para otros puede ser una fuente de “inmensa claridad y sabiduría”, agrega Kesebir.

Halfpoint | Shutterstock.com
Halfpoint | Shutterstock.com

La religión

Aunque mucha gente hoy en día opta por estar fuera de la religión organizada, miles de millones de personas en todo el mundo practican las religiones más importantes del mundo, que incluyen el Cristianismo, el Islam y el hinduismo.

Pero ¿de dónde vienen de la religión en primer lugar? Si bien cada fe tiene su propia historia acerca del origen, la historia detrás de cómo el pensamiento religioso surgió por primera vez en seres humanos también puede ser explicado por la ciencia. Una de las teorías sobre el origen religiosos más popular tiene que ver con lo que los investigadores llaman el “dios de la facultad.”

Los primeros humanos vivían en un mundo en el que tuvieron que tomar decisiones rápidas para evitar peligros – los que se sentaron a preguntarse si ese sonido que escucharon detrás de ellos era un león o simplemente el viento en la hierba fueron despachados rápidamente. Los pueblos antiguos que sobrevivieron para procrearse desarrollaron lo que los científicos evolutivos llaman un dispositivo orgánico hipersensible de detección, o HADD por sus siglas e inglés, según Kelly James Clark, investigador principal en el Instituto Inter-religioso Kaufman en Grand Valley State University en Michigan.

Pero el HADD no sólo ayuda a las personas a evitar encuentros con leones hambrientos, sino que también puede haber plantado las semillas del pensamiento religioso, reforzando la idea de que las fuerzas externas son orgánicas, o la capacidad de actuar por su propia voluntad, asevera Clark.

Pe3k / Shutterstock.com
Pe3k / Shutterstock.com

Hacer cosas perjudiciales para nosotros

El fumar cigarrillos, beber en exceso, el uso de drogas – todas estas cosas son malas para nosotros, y sin embargo, dejar estos comportamientos autodestructivos a un lado puede ser una tarea dura. ¿Por qué es tan difícil para los seres humanos deshacerse de sus malos hábitos? Los científicos enumeran varias razones por las que no siempre sabemos lo que sabemos que es bueno para nosotros.

Aparte de una predisposición genética para ciertos hábitos adictivos, algunas personas podrían ser partícipes de conductas riesgosas, como el uso de drogas o alcohol, porque en realidad no piensan en las consecuencias de estas acciones, de acuerdo con Cindy Jardine, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alberta, en Canadá.

“Pero no es porque no han recibido la información acerca de estos grandes riesgos. Tendemos a esta especie de pensamiento del vivir por ahora y con futuro limitado , no a largo plazo”, agrega Jardine.

naraosga | sxc.hu
naraosga | sxc.hu

Llorar

Qué tan extraño es que la tristeza hace que salga agua de nuestros ojos! Entre todos los animales, sólo nosotros lloramos lágrimas de emoción.

No sólo sirven con el propósito de comunicar los sentimientos de angustia, los científicos creen que las lágrimas también llevan fuera del cuerpo ciertas hormonas no deseadas y otras proteínas que se producen durante los períodos de estrés, lo que puede explicar el efecto catártico de “un buen llanto.”

JadeGordon | sxc.hu
JadeGordon | sxc.hu

El Hipo

El hipo son espasmos involuntarios del diafragma de la membrana muscular en tu pecho y cual resulta que es importante para respirar. Esto se produce cuando el músculo se irrita, a menudo por la presencia de demasiada comida en el estómago, o muy poca.

Extrañamente, sin embargo, el hipo es tan inútil como molesto; además de que no tienen ningún propósito aparente. Una hipótesis sugiere que puede ser un remanente de un reflejo de succión primitiva. Sea cual sea esta antigua función, son poco más que una molestia de la que nos podemos librar a través de una variedad de creativos remedios caseros.

LiveScience

Dormir

Pasamos cerca de un tercio de nuestras vidas durmiendo. Ningún ser humano puede estar sin dormir durante más de un puñado de días, y sin embargo, dormir puede ser la menos comprendida de todas nuestras actividades.

Sin duda, permite una gran cantidad “trabajos de mantenimiento” del cuerpo, desde la producción de sustancias químicas que se utilizarán durante las horas de vigilia a la auto-organización de las neuronas en el cerebro en desarrollo. El sueño REM, con su alta actividad neuronal, se produce durante más tiempo cada noche durante los períodos de crecimiento del cerebro.

Varias teorías apuntan a que dormir es un estado vital para la memoria y el aprendizaje. Puede ayudar a arraigar recuerdos episódicos en el almacenamiento a largo plazo, y también puede simplemente dar a nuestras actividades mentales de vigilia un descanso muy necesario.

Fer Gregory | Shutterstock.com
Fer Gregory | Shutterstock.com

Soñar

Dormir tiene una función vital para nosotros los seres humanos, pero ¿qué pasa con los sueños? Es algo que hacemos casi todas las noches, pero tienen un propósito mayor?

La verdad es que los científicos no están completamente seguros de por qué la gente sueña. Sin embargo, las teorías sobre la finalidad de los sueños abundan. Una teoría, propuesta por el psicólogo de la Universidad de Harvard Deirdre Barrett, sugiere que los seres humanos sueñan con el fin de resolver los problemas. Más específicamente, el paisaje altamente visual (y, a veces completamente ilógico) de los sueños nos ayudan a pensar de manera diferente acerca de nuestros problemas de lo que lo haríamos en la vida despiertos. Esta forma de pensar “fuera de la caja” podría ayudar a la gente a resolver problemas que no pueden resolver mientras se está despierto, de acuerdo con Barrett.

Dreamstime
Dreamstime

Morir

Ok, técnicamente hablando, la muerte no es una actividad cotidiana. Sin embargo, todos los días lo hace un montón de gente. ¿Por qué?

Morimos porque nuestras células mueren. A pesar de que se reemplazan una y otra vez durante 70 y tantos años no pueden hacerlo siempre. Dentro de cada célula, los telómeros al final de nuestros cromosomas contienen la información genética que consigue recortar distancia con cada división celular. Los telómeros comienzan con el tiempo suficiente para manejar una gran cantidad de recortes de tijera. Pero eventualemnete, este tiempo se les acaba y la información que mantienen se pierde y las células no pueden dividirse más.

Afortunadamente, los científicos están trabajando en cómo extender la vida de los seres humanos, y piensan que algún día podrían duplicar la esperanza de vida media.

Dreamstime
Dreamstime

Sonrojarse

Resulta que, la reacción de enrojecimiento de las mejillas es una respuesta universal humana a la atención social. Todos lo hacen, algunos más que otros. Los desencadenantes comunes de la ruborización incluyen conocer a alguien importante, recibir un cumplido y experimentar una fuerte emoción en una situación social.

La Biología de la ruborización funciona así: Las venas se dilatan en la cara, causando que fluya más sangre en tus mejillas y la producción de una tez de color rosado. Sin embargo, los científicos están perplejos del por qué todo esto sucede, o que función tiene.

Dreamstime
Dreamstime

El Beso

Es raro, cuando piensas en ello, que un intercambio de saliva sea romántico. Resulta que es un instinto biológico.

Besar permite a la gente a usar el olfato y el gusto para evaluarse unos a otros como compañeros potenciales. El aliento y la saliva de las personas son portadoras de señales químicas en cuanto a si están sanos o enfermos, y en el caso de las mujeres, ya sea que estén ovulando todos los mensajes son importantes para obtener los socios potenciales para la reproducción.

Por otra parte, la piel alrededor de la nariz y boca de la gente está recubierta con aceites que contienen feromonas, sustancias químicas que transmiten información sobre la estructura biológica de una persona. Cuando la gente capta las feromonas del otro durante un beso apasionado, inconscientemente hace sentirse atraído sexualmente más o menos el uno al otro en función de lo que detectan.

Junto a las señales intercambiadas durante los quimiosensoriales besos, los psicólogos también creen que la física real del acto de besar ayuda a la unión de las parejas. Esta teoría es apoyada por el hecho de que la oxitocina una hormona que aumenta los sentimientos de sociabilidad, el amor y la confianza la mayoría de la gente inunda el cerebro cuando las bocas se besan.

Creative Commons user Grombo
Creative Commons user Grombo

Flatulencias

La respuesta puede oler mal, pero todo lo que comemos o bebemos nos produce gases. De hecho, es normal producir hasta de medio galón (1,9 litros) de flatulencias, o alrededor de 15 a 20 toques de bocina de gas cada día.

Particularmente la flatulencia fragante, sin embargo, proviene de colonias de bacterias alojadas en el interior de nuestro tracto intestinal inferior. En el proceso de conversión de nuestras comidas en nutrientes útiles, estos microbios come-alimentos producen un mal olor subproducto de gas de sulfuro de hidrógeno, el mismo hedor que emana de los huevos podridos.

Al igual que el resto de nosotros, las bacterias disfrutan más como masticando los alimentos azucarados. Los tipos de azúcar presentes de forma natural en la leche, la fruta y, por supuesto, frijoles producen la mayoría de las flatulencias.

sxc.hu
sxc.hu

La Risa

La frase final de un chiste te llega y con ella te viene una sensación extraña: Repentinamente te ves abrumado por el impulso de gritar espasmódicamente, una y otra vez. La risa es rara. ¿Por qué lo hacemos?

Los psicólogos creen que esta respuesta de comportamiento sirve como una señal a los demás en la difusión de las emociones positivas, disminuyendo el estrés y contribuye a la cohesión de los grupos. Por esas mismas razones, los chimpancés y los orangutanes sonrien y rien durante sus juegos sociales también.

De hecho, existen muchas hipótesis acerca de que la risa evolucionó a partir del jadeo. Cuando nuestros antepasados prehumanos luchaban juguetonamente entre sí y con el tiempo se convirtieron en risitas.

sxc.hu
sxc.hu

Parpadear

No es extraño que pestañeamos: La actividad de décimos de segundos de duración pone fin a las partículas de polvo y extiende fluidos lubricantes en todo el globo ocular. Lo que es extraño, sin embargo, es que no nos damos cuenta que el mundo se sumerge en la oscuridad cada 2 de 10 segundos!

Los científicos han descubierto que el cerebro humano tiene un talento para ignorar el apagón momentáneo. El acto mismo del parpadeo suprime la actividad en varias áreas del cerebro responsables de detectar los cambios ambientales, de manera que se experimenta el mundo a nuestro alrededor como continuo.

Leonid Ikan | Shutterstock
Leonid Ikan | Shutterstock

Fuera de zona

No importa lo mucho que podríamos tratar de mantener la concentración en una tarea cotidiana, como cepillarse los dientes o hacer café, simplemente no podemos evitar que nuestra mente divague. Afortunadamente, esos extraños combates de la conciencia cognitiva conocidos como “distracción” son realmente algo bueno. Son vitales para la creatividad y el pensamiento imaginativo.

En lugar de permanecer completamente enfocados en un estímulo externo opaco y familiar, la investigación en neurociencias muestran que nuestra atención aumenta y disminuye, y pasamos el 13 por ciento de las veces “fuera de zona.” Durante este tiempo, somos libres de flotar a través de las corrientes internas de la conciencia, siguiendo todo lo que nuestra mente nos da al azar y haciéndonos llegar a un momento “Eureka!” o por lo menos, a una idea espontánea e interesante.

sxc.hu
sxc.hu

Visión 3-D

Hey, espera un segundo … ¿cómo es que 2 ojos producen visión 3-D?

En realidad es un truco de la mente (o tres trucos, para ser exactos). En primer lugar, nuestro cerebro utiliza “disparidad binocular” la escasa diferencia entre las imágenes vistas por los ojos izquierdo y derecho. Nuestros cerebros usan las dos versiones sesgadas de una escena para reconstruir su profundidad.

Para un objeto de primer plano, el cerebro registra la “convergencia” de nuestros ojos, o el ángulo en que se mueven para centrarse en el objeto y decidir a qué distancia está.

Cuando echando un vistazo a las cosas en el camino, inconscientemente medimos la distancia mediante el registro de “paralaje”. Esa es la diferencia en la velocidad en la que los objetos más cercanos y más lejanos parecen moverse a medida que los pases.

Alice Day | Shutterstock
Alice Day | Shutterstock

Alfileres y agujas

Golpearse lo que llaman el hueso de la risa no es muy divertido. Tampoco lo es cruzar las piernas durante demasiado tiempo, o despertar a la mitad de la noche con una mano aparentemente muerta que un un terrible hormigueo vuelve poco a poco a la vida. ¿Qué causa esa sensación de “alfileres y agujas” tan horrible?

Esto ocurre cuando se aplica demasiado peso o presión adicional sobre un nervio, inhibiendo temporalmente su función, y luego quitar la presión. A medida que el nervio retorna gradualmente a la normalidad, nuestro cerebro interpreta de alguna manera esta actividad y causa esta sensación de hormigueo como alfileres y agujas.

Dreamstime
Dreamstime

Afeitarse

Puede que seas una mujer que lucha vello de las axilas o el vello púbico, o un hombre que quiere mantener su barba a raya, el afeitado es la norma para los humanos modernos hasta tal punto que no afeitarse ciertas regiones del cuerpo hace ver a muchas personas como poco atractivas. Pero extrañamente, este comportamiento culturalmente determinado desafía nuestra propia evolución.

Después de todo, el vello axilar y púbico evolucionó para ayudar a atrapar las feromonas. Teniendo en cuenta que exudamos productos químicos olorosos con el único propósito de atraer parejam es raro que percibamos este olor y ese vello como repugnante. Por otra parte, las barbas evolucionaron para ayudar a las mujeres a distinguir a los hombres de los niños; indican la madurez de un hombre, y exagera la línea de la mandíbula masculina. No obstante, hoy en día, la mayoría de los hombres optan por una apariencia de afeitado limpio.

sxc.hu
sxc.hu

Tomar riesgos

Los comportamientos riesgosos pueden ser mortales, como queda demostrado por la frecuencia de accidentes fatales de paracaidismo y alpinismo. Así que, ¿por qué no todos simplemente nos quedamos en casa y vemos Netflix? ¿Por qué esta necesidad de hacer cosas peligrosas?

Los psicólogos dicen que la asunción de riesgos se deriva de nuestra necesidad de impresionar a los potenciales compañeros. Los hombres se enfrentan a una mayor competencia intra-sexual que las mujeres, por lo que debe demostrar su aptitud sexual a través de hazañas más abiertamente. Esto explica por qué los hombres tienden a tomar más riesgos, incluso cuando están en grupos. Aunque las mujeres tienen generalmente más aversión al riesgo, todo el mundo se esfuerza para impresionar en ocasiones.

Gliu
Gliu

Tener sexo

Sí, sí: todo el mundo sabe que el sexo es la forma en que nos reproducimos. Pero en primer lugar ¿por qué tener dos sexos, en lugar de una población uniforme de individuos reproducidos asexualmente? Después de todo, con el doble de la cantidad de madres, las poblaciones de organismos asexuales crecen al doble de la velocidad que los organismos sexuales en experimentos de laboratorio.

La mejor respuesta de los biólogos, llamada la hipótesis de la Reina Roja, sostiene que entre los organismos y los parásitos que viven en ellos se lleva a cabo una carrera en la que evolucionan constantemente en respuesta a las mutaciones genéticas de cada uno, manteniendo un equilibrio general. El sexo, la teoría sostiene, que estos organismos huéspedes le ofrecen una pierna levvantada a este círculo vicioso de la evolución al permitir que dos de dichos organismos mezclen sus genes, creando nuevas combinaciones raras, en su descendencia y nuevos retos para estos parásitos coevolucionados.

Así, que la próxima vez que consigas algo de acción, dale las gracias a los parásitos dentro de ti.

Por Natalie Wolchover y Elizabeth Peterson Via [LiveScience]

Coméntalo en Facebook
https://i0.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/10/destruction_sleep-02.jpg?fit=553%2C322https://i2.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/10/destruction_sleep-02.jpg?resize=150%2C150Alex NelsonArtículosCienciaCiencia,Cosas extrañas¿Alguna vez has notado que cuando miras fijamente los dedos de tu mano durante el tiempo suficiente empiezan ha transformarse en apéndices alienígenas ante tus propios ojos? Ves lo común como lo que realmente es: de aspecto extraño.Lo mismo ocurre con el resto de nuestros rasgos. Damos por sentado...Enganchados a la Red!