La primera víctima de una guerra es la verdad y si el conflicto tiene la repercusión mediática que ha alcanzado el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt, el riesgo para la información fidedigna es aún mayor. Y como prueba, la polémica que levantó ayer una información sin firma que publicó el sitio online TMZ, en el que aseguraba que la policía local de Los Ángeles investiga una denuncia por maltrato y abuso de menores contra el actor, por un supuesto incidente ocurrido el miércoles de la semana pasada en un aeropuerto de la ciudad.

La Policía de Los Ángeles y el Departamento de Menores y Familias del condado de Los Ángeles negaron de forma categórica que se hubiera abierto una investigación a Brad Pitt, aunque no se aclaró si le habían interrogado o no al respecto.

De hecho, un portavoz policial puntualizó con posterioridad a Fox News que al tratarse de “un incidente en un avión”, la Policía de Los Ángeles no es responsable del caso, sino que corresponde al FBI y que la oficina federal de investigación es quien tiene el caso en sus manos.

El citado incidente, según contaron diversas fuentes a TMZ, ocurrió durante un vuelo en un jet privado con toda la familia a bordo. Brad Pitt, totalmente alcoholizado, se volvió loco gritando y parece ser que agredió a los niños.

Una vez aterrizó el avión, los testigos aseguran que Brad Pitt continuó con sus gritos en la pista e incluso trató de marcharse en uno de los camiones de combustible. Alguien habría alertado a las autoridades, que habrían entrevistado a los padres y tendrían en sus planes continuar la investigación con los niños.

TMZ sostenía en el artículo que por norma en estos casos interviene el Departamento de Policía de Los Ángeles, que habría abierto una causa contra Pitt. Este sería el incidente que habría provocado que Angelina Jolie se separarse del actor al día siguiente y pidiera el divorcio unos días más tarde. Una fuente del entorno de Pitt aseguraba que “se toma el asunto muy en serio y asegura que no cometió ningún abuso de sus hijos y le parece muy desafortunado que la gente involucrada siga presentándole de la peor manera posible”.

La noticia fue dada por cierta por los sitios online de People, US Weekly, E! y USA Today, lo que llevó a algunos medios europeos a repetirla sin que nadie pudiese confirmarla. Finalmente, la policía de Los Ángeles desmintió que se hubiera abierto una investigación, sin confirmar ni desmentir el altercado. Por su parte, los jefes de prensa de Angelina Jolie y Pitt no hicieron comentarios.

En paralelo, un camión de la mudanza escoltado por la policía entró ayer en la mansión familiar en Los Feliz, California y todo apunta a que podría ser Angelina Jolie la que habría decidido mudarse del que ha sido domicilio conyugal hasta este mismo lunes, cuando trascendió la noticia del divorcio. Esta residencia de Los Ángeles fue adquirida por Brad Pitt en 1994, antes de su matrimonio con Jennifer Aniston, por 1,5 millones de euros

 [La Vanguardia]

Coméntalo en Facebook
https://i0.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/09/02BarreraES-superJumbo-1.jpg?fit=477%2C462https://i2.wp.com/www.embloga2.com/wp-content/uploads/2016/09/02BarreraES-superJumbo-1.jpg?resize=150%2C150Alex NelsonActualidadArtículosActualidad,Angelina Jolie,Brad Pitt,FarándulaLa primera víctima de una guerra es la verdad y si el conflicto tiene la repercusión mediática que ha alcanzado el divorcio de Angelina Jolie y Brad Pitt, el riesgo para la información fidedigna es aún mayor. Y como prueba, la polémica que levantó ayer una información sin firma...Enganchados a la Red!